Sin categoría

El arte y la disCapacidad

(Estela Ureta, co-directora de TAITA)

Hace veinte años, en una institución deportiva de Uruguay, Estela Ureta, docente de educación física, compartía junto a varios jóvenes con discapacidad la lucha por adquirir nuevas capacidades mediante el deporte. En el mismo año, la institución decide cerrar el grupo, dejando a todos estos jóvenes sin un lugar donde ir.

Como consecuencia, en el 1998 nace Taita (Taller Artístico e Integral de Trabajo Arte-Sano),  una asociación civil llevada adelante por Estela Ureta y Mónica Nipoli, que brindó un nuevo lugar para que todos los jóvenes y adultos discapacitados pudieran ir.

Taita, nace de una idea muy clara, y esta se vincula con el desarrollo de las capacidades que las personas discapacitadas tienen y pueden trabajar. La asociación hace hincapié en sacar lo mejor de cada uno.  Para lograrlo, lleva adelante diversos talleres de expresión artística como literatura, artes plásticas, diseño de indumentaria, danza, entre otras, como medio para que cada uno pueda desarrollarse y expresar lo que sabe hacer. Sin duda, el arte brinda un espacio que permite a cada uno contar su propia historia sin limitantes. Escribir lo que se piensa, pintar lo que se quiera, bailar hasta cansarse son solo el punto de arranque.

La filosofía

Para Taita no hay pacientes, hay alumnos. No se habla de discapacidad sino de encontrar potenciales en cada persona que llega a la asociación. Mediante el arte encontraron un lugar para potenciar las habilidades de cada alumno y obtener resultados positivos.

No se habla de mejorar a nadie para luego mostrar, sino que se muestra lo mejor de lo que cada uno es, de lo que cada uno logra. Así, desde sus inicios, Taita ha logrado excelentes resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 Uruguay y la discapacidad

Para Estela, referente de Taita, en Uruguay todo es muy relativo. Si bien se han logrado muchas cosas, todavía no estamos capacitados para ser una sociedadd integradora. Para ella, debemos trabajar sobre el uso que se le da a la palabra “discapacidad”, así como cambiar la estrategia de mostrar las cosas simplemente para dar lástima cuando la idea debería ser generar empatía, acercamiento e integración.

Sucede que muchos creen involucrarse en una causa solo con el hecho de donar dinero, pero únicamente con eso no se logra el cambio. Debemos trascender ese gesto que apenas nos toma un minuto, y buscar involucrarnos realmente en lo que pasa. 

Ir a los centros donde se encuentran personas con discapacidad, apoyarlos en sus distintas actividades, hablar del tema, informarse, reflexionar, promover espacios para vincularse mediante distintas actividades, son algunas de las acciones que podemos realizar para ser parte del cambio.

De algo que se han convencido quienes forman Taita, es que toda persona con discapacidad puede lograr grandes cosas si se les da incentivos, motivaciones y las herramientas correctas. Cuando logremos esto, podremos hablar de que una persona está integrada en un grupo social, y no fuera y solo a metros de él.

La murga “Los comodines”

En al año 2003, nace la murga “Los comodines”. Una murga llevada adelante por 26 alumnos, docentes y sus dos directores, Fernando Paleo y Martin Sacco, ex integrantes de la murga La Mojigata.  Este proyecto busca unir distintas expresiones artísticas para que cada alumno pueda elegir dónde desarrollar y demostrar sus habilidades.

¿Qué es una murga?, ¿cómo está formada?, ¿en qué lugares se presentan?, fueron algunas de las interrogantes que los alumnos debieron responder para luego crear su propio proyecto. Esta actividad ha trabajado, y continúa haciéndolo, sobre distintas prácticas que potencian a cada uno de sus integrantes: trabajo en equipo, colaboración, coordinación, comunicación, entre otras que son necesarias para cumplir el objetivo propuesto: presentar a la murga en diversos eventos.

“Los comodines” han participado en varios espacios y eventos como: murga joven, el festival “Special Arts” -donde obtuvieron el primer premio a mejor vestuario-, Auditorio Nacional el Sodre, Involucrados 2018, entre otros.

En el año 2014, la murga ha sido declarada de Interés Ministerial Nacional Cultural por haber logrado, desde su creación, un espectáculo de gran impacto cultural.

Pero la murga no es la única que representa el trabajo que realiza Taita. En este mismo lugar, en clase de música, surge una banda conocida como Taita Merello Band. Una banda llevada adelante por  16 alumnos y algunos músicos voluntarios, que experimentando con diversos instrumentos, crean nuevas experiencias. Este año, la Taita Merello Band estará presentando su primer disco.

Hay que valorar

Para empezar, con el solo hecho de dejar de mirarnos solo a nosotros mismos, y poder mirar a quien tenemos al lado y preguntarle cómo se siente, sería suficiente.

Muchas personas tienen muchas dificultades y logran cosas alucinantes. Debemos tomar esos ejemplos como modelo a seguir, como incentivo. Conociendo el lugar correcto, involucrándonos, buscando el cambio, podemos encontrar respuestas, incluso para nuestras propias inquietudes.

Conociendo, comenzamos a valorar la esencia de la vida. Valorar lo que se puede lograr, a pesar de.

Involucrate con Taita

Actualmente Taita tiene varios proyectos del que podés ser parte: participación en eventos, diseño de vestuario, taller de congelados, auxiliar para los distintos talleres.

Ingresá en involucrate.uy/oportunidades e involucrate encontrándolos en el mapa.

Si crees que en Uruguay debemos hacer más foco sobre nuestras capacidades, compartí esta nota.